Hoy vamos a hacer un postre, muy fácil, y que aunque en origen  es típico de Semana Santa, cualquier dia es bueno para disfrutarlo. La peculiaridad de mis torrijas, es que les pongo crema. Probarlas, quedaréis de cine!!!!


Ingredientes para 4 personas:

8 rebanadas de pan del día anterior

300 ml de leche (un poco más de un vaso)

1 ramita de canela

Una tira de piel de limón

2 huevos

Azúcar  (podemos sustituir el azúcar por sacarina líquida u otro edulcorante, incorporándolo en el último momento)

Canela en polvo

Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Poner a hervir la leche con el azúcar, el palito de canela y la piel de limón, dejar un par de  minutos, retirar del fuego y dejar enfriar. Una vez fría, retiramos la canela y la piel de limón. y ponemos las rebanadas de pan a remojar.

Batir los huevos y en un plato hondo, pasar las rebanadas por el huevo batido y freírlas en una sartén con abundante aceite caliente, por ambos lados, hasta que estén bien doradas.

Al sacarlas las colacaremos sobre papel de cocina  para que escurran bien el exceso de aceite y reservamos.

Lo tradicional, sería rebozarlas en azucar y canela, pues bien , yo aquí os propondo algo nuevo consistente en hacer una crema pastelera que dejaremos templar y con la ayuda de una manga colocaremos la crema por encima de las torrijas.

Como casi siempre en mis recetas hay una version rápida para las que tenemos poco tiempo, consistiría en hacer un flan de esos que vienen preparados, dejar templar y antes de que cuaje, lo colocaremos por encima de la torrija.

Sólo nos queda añadirle un pocode azúcar   por encima (aquí no vale poner edulcorante) y canela en polvo, quemar con un soplete de cocina.


¡¡¡Os chuparéis los dedos!!!!

 

 

Anuncios